▷【Texto argumentativo】➜ Definición, composición y ejemplos • Skip to content
Tipos de texto

Texto argumentativo: definición, composición y ejemplos

El texto argumentativo tiene la característica de exponer un tema con la intención de convencer o modificar la idea del lector utilizando justificaciones con argumentos sólidos. Se suele combinar con el texto expositivo, ya que la intención es mostrar un tema de manera objetiva. Pero la diferencia es que en el texto argumentativo hay una clara intención de convencer al lector sobre una idea.

El escritor toma una postura sobre un tema y a partir de eso basa desarrolla estrategias en el texto para terminar convenciendo al lector. Se establece por una organización textual donde se detallan los argumentos llegando a una conclusión final.

Se entiende como texto argumentativo a los siguientes ejemplos de textos: filosóficos, de investigaciones científicas, publicitarias y judiciales. Sobre todo en los debates se suele utilizar este tipo de textos.

Objetivo del texto argumentativo

El objetivo principal de este tipo de texto es persuadir al lector con el fin de convencerlo sobre una postura. El autor busca de manera concisa demostrar su idea o refutar la idea contraria. Para poder plasmar la argumentación es necesario combinarla con la exposición. La diferencia es que la exposición sólo muestra algo mientras que la argumentación tiene la intención de demostrar algo y convencer a sus lectores.

El texto argumentativo es usado en muchas disciplinas como puede ser la científica, filosófica, en ensayos, en las oratorias judiciales y políticas, en cierto tipo de mensajes de publicidad y en el periodismo de opinión. La argumentación aparece con frecuencia en todo tipo de conversación y es la forma que se utiliza en los coloquios y debates.

Particularidades del texto argumentativo

Los casos más típicos donde se utilizan este tipo de textos son en los artículos científicos cuando se quiere demostrar una hipótesis. También es común en circunstancias políticas cuando se quiere crear un cambio en la ley.

La particularidad es que el escritor utiliza un tipo de razonamiento que sirva para demostrar que su idea es válida sobre algún tema puntual. La intención es defender su punto de vista con argumentos y contraargumentos con la intención de convencer a su receptor.

Para que el texto argumentativo cumpla su función es muy importante que esté compuesto por un orden y que sea muy preciso. Muchas veces estos textos tienen una dificultad de comprensión más elevada porque su intención no es entretener al lector sino hacerlo pensar distinto.

Además no se busca mostrar objetivamente una situación, lo que busca es contar desde un punto de vista la interpretación de dicha situación. Es inevitable que se complique la recepción de estos artículos.

Los textos argumentativos no se diferencian en especializados y divulgativos. Ya que el escritor no redacta pensando en un lector en concreto, no busca que su información llegue a un determinado grupo de gente como el texto informativo. La intención es defender su idea o pensamiento sin importar quién sea el receptor. Por lo tanto debe hacer un gran esfuerzo por dejar bien en claro lo que quiere expresar.

Es importante destacar que los textos argumentativos así como los discursos argumentativos se basan en temas controversiales o polémicos. Donde es posible encontrar una gran variedad de puntos de vista sobre el mismo tema y donde es muy difícil llegar a un común acuerdo. Es por eso que es importante saber argumentar bien para evitar cualquier refutación.

Disposición de la argumentación


La estructura de los textos argumentativos está compuesta por la tesis, el argumento y la conclusión. Para desarrollar una argumentación se puede organizar de dos maneras, deductiva o inductiva. En la manera deductiva, que es la que más se usa, empieza con la tesis y va hacia la conclusión. En la inductiva, es al revés, la conclusión es el motivo para abordar la tesis.

Hay algunos recursos utilizados para enfatizar la argumentación y estos son:

  • Comparación, para demostrar algo en particular.
  • Contraargumentación, se exponen las objeciones que podrían tener la propia argumentación.
  • Definición, para hablar de términos precisos.
  • Ejemplificación, evaluar distintos casos que refuercen los argumentos.
  • Citas de información externa, notas de otro autor.

Como este tipo de textos son muy subjetivos, se lo suele enriquecer con un lenguaje muy sofisticado y particular propio del emisor. También el emisor está obligado a utilizar un atractivo lingüístico para persuadir al lector y de alguna manera conquistar su pensamiento. Debe enfatizar en los puntos importantes para atraer la atención del receptor todo el tiempo.

Características del texto argumentativo:

  • El uso de la autorreferencia es claro por la subjetividad del texto, pero en algunos casos se da la impersonalidad semántica.
  • Un léxico algo abstracto, sobre todo en los casos donde no se tratan temas científicos.
  • Los verbos de voluntad y pensamiento, como pueden ser desear, gustar, mirar, observar, creer.
  • La interrogación retórica es útil para implicar al lector.
  • Los enunciados son extensos y complejos sintácticamente. Esto se debe a la tendencia explicativa de un pensamiento.
  • El uso de expresiones valorativas que generan una emoción en el lector. Es común que se usen expresiones de emociones o sentimientos para inducir algún tipo de empatía por su receptor.

Ejemplos de texto argumentativo

Como conclusión de este tema podemos decir que un texto argumentativo es un tipo de texto que tenga el fin de demostrar o comprobar una idea o tesis. La persuasión es una herramienta muy utilizada cuando se quiere lograr un cambio de pensamiento en el receptor. Se suele combinar con la exposición ya que se intenta mostrar algo, pero con la diferencia de querer convencer al que lo lee.

Ejemplos:

Los adolescentes frente al uso de Internet

En la actualidad Internet es una herramienta básica e indispensable para estar inserto en la sociedad. Es muy difícil, sobre todo para los adolescentes, ver al mundo actual sin la conexión que crea Internet. Ingo Lackerbauer, en el libro “Internet”, cuenta que Internet tendrá una gran importancia, difícil de comprender en la actualidad, porque desborda todo lo ocurrido hasta ahora. Es innecesario contar los beneficios de este excelente invento tecnológico. Es una herramienta de comunicación masiva como jamás se ha visto en la historia. También nos permite tanto informarnos como divertirnos

El problema de Internet es que es tan brillante que puede volverse adictivo. La mayoría de los adolescentes en la actualidad pasan gran parte del día conectados a Internet desde sus dispositivos móviles. Lo utilizan para comunicarse con sus amigos, para estar en las redes sociales, para ver videos en YouTube, etc. No es que sea malo el uso como entretenimiento, el problema es cuando se abusa de ello.

La gravedad de la adicción a Internet en los adolescentes es que sea más difícil de revertir que en un adulto. Además los jóvenes pasan más tiempo expuestos a las nuevas tecnologías y son más propensos a volverse adictos. Lo peligroso de esta adicción es la pérdida de una vida social real. Llegando a pasar más tiempo con las amistades virtuales que con las reales.

La conservación del medio ambiente

Si bien el tema de la conservación del medio ambiente es algo que está en auge en el último tiempo, no significa que sea una moda. Hay una realidad irrefutable sobre la contaminación del medio ambiente. La Tierra está en peligro y si no se hace un gran cambio de inmediato, la contaminación puede incrementarse mucho más con el paso del tiempo.

Tomar responsabilidad con el medio ambiente no es cuestión de esfuerzo pero sí aporta grandes beneficios. Estos beneficios no solamente serán para nosotros o nuestros seres queridos y las generaciones venideras. También es importante para las personas de bajos recursos que necesitan de la naturaleza para poder vivir.

Una pauta primordial para cuidar del medio ambiente es la consideración y el ahorro. Esto quiere decir ser ahorrativos en el uso del agua y de la electricidad. Usar artefactos eléctricos que sean de bajo consumo y ser prudente con el uso del aire acondicionado en verano. No necesariamente tenemos que reforestar un parque o utilizar energía solar para ser más ecológicos. Hay pequeñas cosas cotidianas que se pueden hacer y que generan un gran cambio. Como el cerrar la canilla mientras nos cepillamos los dientes, desenchufar los artefactos eléctricos que no se usan, evitar abrir la heladera, separar los residuos y enviarlos a una recicladora. Lo interesante de hacer un cambio ecológico en nuestro hogar es que además nos aporta un ahorro económico.

Lo más recomendado es inculcar en una temprana edad una conciencia ecológica, enseñando a los más chicos a tener respecto y cuidado por el planeta Tierra. De esta manera se incorpora como un hábito y no requiere de ningún esfuerzo para los niños hacerlo. Se los puede enseñar a separar la basura orgánica de la inorgánica y mostrarles la importancia del reciclado. El plástico sin reciclar en un gran problema en la actualidad.

Si todos ponemos un poco de compromiso en el uso de los recursos se puede crear un gran cambio a nivel global. Como dice Gro Harlem “El cuidado del medio ambiente es un problema que tenemos todos en común”.

Texto argumentativo: definición, composición y ejemplos
3.9 (77.69%) 26 votes