▷【Texto científico】➜ Qué es, para qué sirve y cómo redactarlo • Skip to content
Tipos de texto

Texto científico: qué es, para qué sirve y cómo redactarlo

El texto científico se utiliza principalmente para comunicar una teoría, estudio o prueba de una manera clara y concisa. Es usado por una extensa variedad de temas que están relacionados con el campo de la investigación de todas las disciplinas del conocimiento.

Se emplea un vocabulario especializado y se redacta con un tono formal para facilitar la comprensión de la información. El texto científico es uno de los tipos de texto que es de carácter académico y se publica, generalmente, en revistas específicas.

El uso del lenguaje adecuado es imprescindible para realizar textos académicos, en especial un texto científico. Así es que el uso de la redacción científica para realizar discurso, ensayos o textos conserva todas las habilidades, estrategias y saberes en la cual la formación de palabras conforman parámetros que al ser usados de manera correcta remiten a determinadas habilidades lingüísticas.

La integración en un texto científico conlleva al análisis general de las formas de un texto con respecto a su estructura gramatical (semántica, sintáctica, estilística, pragmática y esquemática). La integración adecuada facilita la comprensión de este tipo de información que es compleja.

En el lenguaje escrito tanto como en el oral siempre hay una intencionalidad, por eso va acompañado de una tonalidad de elementos que se mezclan hasta formar una opinión.

Un texto científico necesita un estilo común

Ante la gran variedad de problemas de conocimiento que enfrentan las ciencias, la necesidad de mantener un molde científico de investigación es muy importante. No se trata de una visión que se quiere transmitir, es la responsabilidad asumida para aportar conocimientos de un modo sistemático. Estos conocimientos pueden ayudar a resolver problemas o servir para más estudios académicos.

La escritura de textos que tienen una indagación científica compone una herramienta fundamental para el proceso de investigación. Por eso conformar una instancia de organización de todo lo estudiado, desde el principio hasta el nuevo conocimiento adquirido.

Así es que un formato común nos permite comprender mejor y aprovechar el trabajo que hayan realizado otros colegas de todas partes del mundo. El estilo de escritura y la citación bibliográfica son imprescindibles en un texto científico.

Diferentes tipos de texto científico

Hay una variedad de tipos de texto científico y estos son: artículo teórico, artículo de investigación empírica, artículo metodológico y artículo de revisión.

  • En los artículos teóricos el investigador se basa en literatura que ya existe para avanzar su propia teoría. Es así que en este tipo de textos se encuentran nuevas teorías basadas en leyes o teorías ya existentes.
  • Los artículos de investigación empírica están basados en estudios originales y son académicamente muy relevantes. Este tipo de texto se divide en diferentes secciones que muestran las distintas fases de investigación. Las distintas fases son introducción, método, resultado y discusión. En cuanto a los resultados en la investigación empírica son analizados de manera exhaustiva con diferentes herramientas conceptuales y estadísticas.
  • El artículo metodológico cuenta con nuevas y diferentes metodologías para modificar métodos que ya existían.
  • En el artículo de revisión se utiliza la crítica a trabajos ya existentes. Considera que al evaluar y organizar el material que ya está publicado se puede seguir avanzando en la investigación de los temas a tratar. La intención de estos artículos es definir y aclarar los problemas y sintetizar investigaciones.

Organización de un texto científico

La manera de organizar un texto científico es de suma importancia a la hora de presentar un proyecto. Esta manera de organizar se realiza cuando se quiere presentar en una revista científica.

Algunas veces los editores pueden hacer modificaciones según el estilo de la publicación, de todas maneras siempre mantienen el formato general. Un ejemplo es el interlineado doble que se usa para tener una mejor lectura cuando se evalúa el texto, pero para publicar en la revista se emplea un interlineado simple.

En la primera página se pone la cornisa, el título, autor y afiliación, y nota del autor. En la segunda página va un resumen y las palabras clave. En la tercera y siguientes páginas se empieza con la introducción, el método, resultados, discusión, referencias y notas.

Primera página de un texto científico: cornisa, título, autor y nota

  • Cornisa: es un título breve que va impreso en todas las páginas, ubicado en la parte superior. No puede tener más de 50 caracteres.
  • Título: debe abordar el tema principal de la investigación de una manera resumida y simple.
  • Autor y afiliación: debe ir el nombre completo del autor o de los autores y su nivel de estudio o puesto de trabajo.
  • Nota del autor: referencias basadas en el autor y agradecimientos.

Segunda página: resumen y palabras claves

  • Resumen: un breve resumen de los temas a tratar en el texto de investigación.
  • Palabras claves: un listado de las palabras que son de suma importancia en el texto.

Es importante destacar que en esta sección se debe realizar un resumen que permita a los receptores entender de una forma rápida el tema abordado. Así como el título, el resumen da la posibilidad a los investigadores poder encontrar más fácil los trabajos de investigación en la base de datos.

Es recomendable consultar cómo es el formato de la revista donde se quiere publicar, para conocer bien las instrucciones a seguir. La mayoría de las revistas en la actualidad piden un título y resumen en inglés además del idioma de origen.

Tercera página: introducción, metodología, resultados, notas y referencias

A partir de la tercera página se empieza con la exposición del trabajo de investigación. Se comienza con la introducción y continúa con la metodología, los resultados y las discusiones, para finalizar con las notas y referencias.

En la introducción se aborda el problema a tratar y se describen las estrategias utilizadas. No es necesario utilizar un subtítulo que diga Introducción. Se emplea un interlineado doble que facilita la lectura, además de la corrección cuando se evalúe en la revista. Para escribir la introducción hay una serie de preguntas a seguir:

  • ¿Cuál es la importancia del problema?
  • ¿Cuál es la relación el trabajo con otros trabajos hechos previamente?
  • ¿Qué vínculos hay con la teoría?
  • ¿Hay hipótesis primarias y secundarias? ¿Cuáles son?
  • ¿Qué relación hay entre la hipótesis y el diseño de dicha investigación?

En una introducción bien hecha se responde a esta lista de preguntas en pocas palabras. Así se formula un resumen con argumentos relevantes para que el lector tenga una visión clara sobre el tema abordado. Es muy importante aclarar por qué el problema merece una investigación.

En la investigación básica, el problema puede ser la necesidad una resolución a inconsistencias de otras investigaciones y así extender la formulación teórica. En la investigación aplicada lo que se intenta es resolver algún problema en particular. Es necesario evitar los comentarios personales y utilizar argumentos válidos. Si bien este no es un texto argumentativo, tiene un enfoque parecido.

En esta parte del texto científico se debe plantear el problema con un breve enunciado de cuál es el propósito de dicho trabajo. Es necesario incluir otros tipos de texto relevantes que estén relacionados con el problema a tratar. Se asume que el lector ya tiene un conocimiento previo sobre el tema, por lo tanto no requiere de una explicación histórica exhaustiva. Poner citas y dar crédito a trabajos de otros colegas es signo de responsabilidad científica, ya que son importantes en la elaboración del conocimiento.

El problema a tratar en un texto científico se debe desarrollar de manera clara para que pueda ser entendido por todos los profesionales del área. Se explicar cuál fue el abordaje en la investigación para poder resolver el problema. Para esto se enuncian hipótesis o ciertas preguntas para que conecten de manera lógica con evidencias o argumentos anteriores. Se deben diferencias las hipótesis primarias y secundarias.

La metodología describe cómo se llevó a cabo la investigación y se incluyen definiciones conceptuales. Para dar confianza y validez a los resultados es necesario realizar una descripción completa del método que se utilizó. Esto también permite a otros investigadores realizar replicas.

Referencias al final del texto científico

En el texto científico a diferencia de otros tipos de texto, las referencias se citan en el texto y se listan en una sección de referencias. Esta lista está ordenada alfabéticamente por el apellido del autor. Si se utilizan varios trabajos hechos por el mismo autor, se pone el más antiguo primero.

La diferencia entre bibliografía y referencias es  que en la referencia se corresponde con todas las citas del texto. Además son la herramienta fundamental para justiciar el trabajo científico.

Texto científico: qué es, para qué sirve y cómo redactarlo
4.3 (86.67%) 9 votes